El protocolo como aconteciemiento politico

 

Cuando hablamos de protocolo nos referimos  a  las normas de comportamiento a ejecutar en determinados actos oficiales o que tienen cierto prestigio.

 

El protocolo siempre fue un acto político en sí, tanto por el evento como por los invitados y lugares que ocupan cada uno.

 

Sin embargo en la actualidad y debido al desarrollo de las nuevas tecnologías, estos actos se han magnificado. Es muy común que desde la misma organización se hagan transmisiones en vivo o se publiquen fotos  de la preparación e intimidad del  lugar, del evento  o  incluso de algunos accciones en particular que se quieran destacar.

 

Siempre todo tiene algún objetivo en particular que puede ir desde humanizar al político o candidato, mostrarlo cerca de ciertos segmentos o destacar el trabajo en equipo.

 

Por ejemplo durante la última visita de Obama a nuestro país se transmitió vía snapchat toda la intimidad  del evento

 

Ultimamente desde los tres niveles de gobierno se ha decidido utilizar las reuniones de gabinete como un pseudo-acontecimiento  político. En este punto hay que resaltar  que existen dos métodos para asignar los lugares donde se sienta cada personaje y que desde leviatán, más allá de la preferencia particular del encargado de protocolo, creemos que su elección debe estar enmarcada a lo que se pretende mostrar a la ciudadanía.

 

Estos métodos son:

El método francés (Los anfitriones presiden la mesa se colocan en el centro de la misma y enfrentados entre sí)  y el método inglés (Los anfitriones se colocan en las cabeceras de la mesa, uno a cada extremo de la misma. Muy utilizado en mesas rectangulares).

 

Por ejemplo en el caso del presidente Macri se puede observar que en la mayoría de las reuniones de gabinete se lo ve sentado en el centro. Esto da una sensación de cercanía con el resto de los asistentes y remarca la idea de “equipo de trabajo”.

 

Por otra parte en el caso del intendente Ramón  Mestre generalmente lo vemos sentado en la punta y si bien puede ser que la elección tenga que ver con la forma de la mesa, hay que tener en cuenta que la ciudadanía puede percibir esto como una forma de lejanía con su equipo de trabajo, marcando más una idea de poder vertical hacia sus colaboradores.

Como dice  Giovanni Sartori estamos en la época  del “Homo Videnns aquel que sólo entiende lo que ve con sus ojos; si algo no se puede ver, para él no existe.”

 

Visto 334 veces Modificado por última vez en Miércoles, 07 Septiembre 2016 16:17
Está aquí: Home Blog El protocolo como aconteciemiento politico